MINUSCULE


Una tarde descubres que los objetos que te acompañan a diario esconden pequeños universos, pierden la función para la que fueron designados y se convierten en paisajes que sugieren otras realidades.

Demasiadas veces nos dijeron que solo había una manera de percibir las cosas, los cuentos y las historias de ficción no son terreno exclusivo de los niños, también los adultos necesitamos soñar y volver a mirar a nuestro alrededor con ingenuidad.

*

*